En la festividad de la Virgen del Carmen

por parroquiacarballo

San Bernardo, siglos atrás, nos dejó aquel sugerente consejo: ¡Mira a la estrella, invoca a María! Todos los años, cuando el 16 de Julio llama a nuestra puerta, la piedad cristiana nos empuja a seguir adentrándonos en el mar de Jesús, ayudados por esa singular Estrella del Mar que es María.
Los marineros, sobre todo en los momentos de tormentas o de dificultades, miran y buscan en el cielo, para seguir adelante, la ruta de las estrellas. Los cristianos, desde el inicio del cristianismo, hemos contemplado a María –como estrella- en un deseo de seguir al sol que es Jesús. Un Jesús que, por cierto, es muchísimo más que la estrella de María.
¿Cómo no va a ser, Reina de los Mares, aquella que tan de cerca siguió los avatares, los esfuerzos, la vida e ilusiones de aquellos primeros apóstoles que eran pescadores?
LAS AGUAS DE LA FE: el escapulario
La Virgen del Carmen nos invita a profundizar en las aguas de la fe. En este día, con profundo sabor marinero, muchos hombres y mujeres volverán a vestir el escapulario del Carmen. Este signo puede ser, en un mundo descreído con afán de aparcar todo lo religioso, una llamada a abanderar esos valores que no pueden quedarse maniatados en una religiosidad popular y sin trascendencia o renovación de nuestra propia vida.
Hoy –en esta jornada– todos somos un poco marineros y hombres del mar.
–Es saludable adentrarse en las aguas profundas del Evangelio.
–Es conveniente utilizar la brújula de la fe para no perdernos.
–Es solidario desplegar las velas de la esperanza y del amor para no hundirnos en nuestros exclusivos intereses.
–Es ventajoso remar con el soplo del Espíritu Santo y, con sólo esa seguridad, saber que no hay olas gigantes para el que siempre cree y pone en Dios la última Palabra.
Hoy, con la Virgen del Carmen, sigamos mirando al horizonte del mar. Y con Ella, con su cántico de alabanza, proclamemos con el agua y con los peces, con las redes y con el firmamento, con los hombres de tierra y también con los del mar, las maravillas que Dios sigue haciendo y mostrándonos delante de nosotros.que Dios pone a nuestro alcance.
 

También te puede Interesar

× ¿Cómo puedo ayudarte?