El Domingo de Ramos sacó la devoción a las calles de la comarca

por parroquiacarballo

La Costa da Morte se volcó ayer con los actos de Domingo de Ramos. Las bendiciones atrajeron a un buen número de fieles a Laxe, a Vimianzo y, en general, a prácticamente todas las parroquias, si bien estuvieron especialmente concurridas las procesiones de la Borriquita, en Carballo y Fisterra.

En la capital de Bergantiños, numerosos vecinos se congregaron a mediodía en el atrio de la iglesia parroquial San Xoán Bautista para la bendición de ramos. A continuación, muchos participaron en la procesión hacia San Cristovo, en la que los niños de la cofradía del Santo Cristo da Paz, y los jóvenes de la confirmación, fueron parte clave. En torno a media hora duró el recorrido, al que se puso fin con una misa multitudinaria, oficiada por el sacerdote José García Gondar. También hubo eucaristía en la iglesia parroquial, «pensando na xente maior que non se pode desprazar», explicó el párroco.

Fuente: La Voz de Galicia

También te puede Interesar

× ¿Cómo puedo ayudarte?