Renovación en las Hijas de la Caridad en Carballo

por parroquiacarballo

Tal como es preceptivo en la vida interna de las Hijas de la Caridad, ha correspondido hacer la renovación de Superiora en la comunidad carballesa.

Así pues, la hermana que vino prestando tal servicio en estos últimos siete años, sor Francisca Puga Mira, va destinada a ejercer de Superiora en la comunidad de la ciudad de Mondoñedo.

Sor Francisca está vinculada a Carballo por su condición de ser nativa de Rus. En su familia hay otra Hija de la Caridad que es su hermana Carmen. Estuvo ésta destinada en Padrón, fue misionera en Mokón – Guinea, ahora es profesora en centro que la Compañía tiene en tierras arosanas. Tuvimos la fortuna de conocerla en Padrón y vimos su buen quehacer pastoral con los chicos/as de J.M.V. Ambas hermanas son tías de D. Eduardo, párroco de Camariñas, quien tan buenos recuerdos generó en Bergantiños.

Vemos, pues, dos vocaciones con alto rendimiento a la obra vicenciana, que, como el Fundador S. Vicente de Paúl, párroco en París, dejó establecido, las Hijas de la Caridad han de colaborar en las tareas parroquiales.

Hízolo así sor Francisca en la Escuela de Agentes de Pastoral en Carballo, varios cursos, desarrollando temas sobre la vivencia de la caridad cristiana en nuestras comunidades; como antes lo hiciera Sor Mercedes en el ámbito musical.

Seguirá sor Francisca el rumbo que la Compañía le marque. Pero los afectos creados con su estancia entre nosotros serán imperecederos. Como lo son los de sus antecesoras que bien recordamos: hermanas Rita, Benigna, Alicia, Celia (e.p.d.). Todas han puesto lo mejor de sí mismas al servicio de la Caridad en sus múltiples formas.

Dejar Rus, nido de vocaciones vicencianas (sacerdotales y religiosas) supone un sacrificio, que sólo es superado con el amor que por la obra de la Caridad llevan en su corazón quienes se sienten llamados/as a vivirla en el mundo de hoy.

Parabéns, sor Francisca, como dicimos os galegos.

 

También te puede Interesar

× ¿Cómo puedo ayudarte?